Evolución de la partipación en la Challenge desde 2010

evolutionCorrer está de moda, por eso ya no se llama “correr”, sino running, y día a día surgen nuevas carreras con vistosos recorridos y ruidosos patrocinadores, que tratan de arañar cuota de usuarios en lo que se ha convertido en un jugoso pastel a repartir. De un tiempo a esta parte los korrikalaris nos hemos enterado de que algo tan simple como poner un pie delante y luego el otro, ahora resulta ser mercado. Con el auge de las carreras multitudinarias y de presupuesto publicitario sin límite aparente, las carreras modestas y de barrio como las que componen el calendario de la Challenge Gipuzkoa cada vez  lo tienen más difícil para juntar a un buen puñado de personas detrás de la línea de salida. Resulta irónico, cada vez hay más gente aficionada a correr, y sin embargo para los organizadores cada vez es más complicado conseguir patrocinios y sacar adelante una carrera popular.

Con medios más que limitados, la Challenge poco puede hacer para competir con las carreras más vistosas del calendario, aparte de ofrecer con humildad una colección de carreras organizadas desde hace años con cariño y pasión por el deporte. Y para qué vamos a engañarnos, nos preocupa cómo nos pueda afectar la nueva moda. O cuando menos nos inquieta pensar que si nos descuidamos, en la próxima carrera no habrá gente para formar pelotón, porque estará todo el mundo paseándose por la Concha en mallas y zapatillas de correr con un bonito dorsal a todo color en el pecho.

Esta inquietud es la que nos ha llevado a revisar las cifras de participación de la Challenge de los últimos años, para ver hacia dónde vamos, y analizar si tenemos o no Challenge para rato. Un número aquí, otro allá, me llevo una, lo ponemos todo con colorines para entenderlo sin andar haciendo cuentas… y nos ha salido lo siguiente:El gráfico de la izquierda recoge el número de participantes de las carreras que componen actualmente la Challenge desde el año 2010 al 2014, y en las que ya se hayan disputado, también del 2015. No se ha tenido en cuenta la participación en carreras que no forman parte del calendario a día de hoy, aunque sí hayan formado parte en algún momento entre 2010 y 2015, como es el caso de las extintas Altzako Herri Bira y Bidebietako Txanpontxo Krossa. Como podréis ver fácilmente, la mayoría de las carreras han tenido menos de 100 participantes, alguna ha rebasado puntualmente esa cifra, y sólo una se ha mantenido desde el principio claramente por encima de esa cifra. Esto da una idea de cuál es el tamaño de esta colección de carreras.

En el gráfico de la derecha se muestra la cifra acumulativa de participantes, es decir, el total de corredores que han participado en la Challenge cada año, sumando los participantes de todas las carreras que forman el calendario actualmente. Y aquí tenemos el primer dato positivo: salvo el resbalón de 2011, desde 2010 el número de corredores no ha parado de subir, aunque sea de manera muy modesta, y el número de participantes parece haberse estabilizado un poco por encima de los 900, manteniendo una media de alrededor de 75 corredores por carrera, 10 más que en el año 2010. Por lo tanto el primer diagnóstico es favorable: parece ser que la moda del running no ha afectado negativamente a la Challenge en su conjunto.

Pero si separamos los gráficos de cada carrera para ver la evolución de la participación  de manera individualizada, vemos que cada una ha tenido su propia progresión:

Carreras con progresión claramente positiva

Tenemos primero las carreras que gozan de indudable buena salud, como son Egiako Sudur Krosa, Loiolako Jaietako Krossa, Porrontxo Jaietako Krossa y Pasaiako Mendi Lasterketa. Algo deben de estar haciendo bien para cosechar estos índices de participación.

Sudur Krosa

Es la carrera que goza de mejor salud de todo el calendario. Se estrenó con algo más de 100 corredores, y no sólo no ha bajado de esa marca, sino que ha llegado a acomodarse en el DOBLE, más de 200 corredores. El tirón de la Sudur es innegable. En la edición de 2015 la lluvia echó para atrás a muchos participantes, y tuvo que conformarse con 181, cifra que sigue siendo superior a la de cualquier otra prueba del calendario. Si encuentran relevo para la organización de cara al 2016, la Sudur dará mucha guerra.

estadisticas-loiolaLoiola

En Loiola gustan de hacer las cosas despacito y con buena letra, por eso llevan cinco años consecutivos de moderado aumento de las inscripciones. Como un buen corredor de fondo, en Loiola van de menos a más, de manera progresiva, y sin bajar el pistón. A ver si este año es posible apretar un poquito más.

estadisticas-porrontxoPorrontxo

Si nos olvidamos del resbalón de 2011, apreciamos una curva claramente ascendente durante tres años consecutivos. Sin duda, la decisión de celebrar la carrera en la tarde-noche fue muy acertada, propiciando un ambiente festivo que por la mañana resulta difícil de conseguir. Está visto que las carreras de Egia gozan de buena salud.

Pasaiako Mendi Lasterketa

Como podréis observar en el gráfico, no disponemos de datos de participación de 2011, porque ese año no se organizó. Cuando nació esta carrera la idea era celebrarla cada 5 años, por el aniversario del nacimiento del Club Atlético Trintxerpe (1980), pero a partir de 2012 se decidió celebrarla anualmente, para apoyar el calendario de carreras de la Challenge. En 2013 bajó algo la participación, pero en 2014 experimentó un importante aumento de participantes, acercándose a los 100. No había sido un espejismo: este año 2015 el número de participantes volvió a subir, alcanzando la cifra de 140 inscripciones y 115 llegadas a meta.

Carreras con buena evolución, resbalones aparte

En segundo lugar tenemos carreras que en general han mostrado una buena evolución, aunque han tenido recientemente algún resbalón que nos hace mantenernos alerta. Hablamos de Herrerako Jaietako Krossa, Astigarragako Jaietako Krossa y Jolastokietako Jaietako Krossa.

estadisticas-herreraHerrera

La carrera con mejor lunch del calendario llevaba una progresión ascendente lenta e imparable… pero en 2014 flojeó, cayendo del resultado más alto al segundo más bajo. Quizás le pasó factura coincidir en el calendario con otras carreras el mismo fin de semana. Esperemos que este resbalón no sea una tendencia, sino una excepción.

estadisticas-astigarragaAstigarraga

Esta carrera sufrió su resbalón en 2013, pero en 2014 recuperó prácticamente lo perdido el año anterior, quedando cerca de igualar el mejor índice de participación. Veremos cómo evoluciona en 2015.

estadisticas-jolastokietaJolastokieta

No disponemos de datos de participación de Jolastokieta en el año 2010, así que partimos del 2011 con una progresión claramente ascendente, que en el último año ha caído fuertemente, al igual que le pasó a Herrera. Veremos cómo se comporta la curva en 2015.

Carreras con una media estable

En el tercer cajón se sitúan carreras en las que la participación se mantiene alrededor de una media bastante estable, pese a los posibles altibajos. Aquí metemos a Ibaetako Jaietako Krossa y Adunako Kross Herrikoia.

estadisticas-ibaetaIbaeta

Se observa una progresión un poco irregular, pero sin alejarse mucho de la media, alrededor de los 60 corredores cada edición. La nota negativa es que este año 2015 la participación ha sido la más baja desde 2010. Aún es pronto para hablar de una tendencia negativa.

estadisticas-adunaAduna

La progresión de Aduna es muy similar a la de Ibaeta, un poco irregular, pero sin altibajos demasiado pronunciados, siempre alrededor de una media bastante estable. Confiemos en que para Aduna 2015 no sea el año del resbalón, como para Ibaeta.

Carreras con progresión negativa

Y en el vagón de cola situamos las carreras que en los últimos años están mostrando una clara progresión negativa en cuanto a participación: Trintxerpe, Faro de la Plata Igoera, y especialmente Martuteneko Jaietako Krossa. Quizás debamos pararnos a reflexionar con calma sobre los motivos de su declive, e intentar poner soluciones antes de que sea tarde. Aún tenemos unos cuantos meses por delante para ir pensando cómo darles cariño a estas carreras, para que recuperen el vigor.

estadisticas-trintxerpeTrintxerpe

Esta carrera sufrió un importante resbalón en 2011, pareció recuperarse parcialmente en 2012, y desde entonces ha ido perdiendo participantes lentamente.

estadisticas-farodelaplataFaro de la Plata

La participación en esta carrera ha caído a la mitad desde 2010, pese a algún amago de repunte en 2013.

estadisticas-martuteneMartutene

Es la carrera que más claramente muestra un estado bajo de forma: tras subir levemente en 2011, en los siguientes años no ha parado de caer.

Diagnóstico

Aunque las cifras generales dan a entender que la Challenge Gipuzkoa se mantiene muy dignamente a flote, el análisis de cada carrera de manera individualizada nos lleva a diagnósticos muy distintos para unas y otras carreras. Podemos concluir que tenemos Challenge Gipuzkoa para rato, pero si no queremos que a algunas de las carreras que están pasando por un bache les termine pasando lo que ya ocurrió con otras carreras que fueron parte de la Challenge, como Altzako Herri Bira o Bidebietako Txanpontxo Krossa, debemos centrarnos en insuflarles nueva energía, para que recuperen el vigor perdido.